+

Martes 25 de Junio de 2024

Hoy es Martes 25 de Junio de 2024 y son las 15:36 - ¡Hola! Bienvenido a mi sitio web. Te invito a recorrer las secciones.

  • 28.4º

BLOG

31 de mayo de 2024

"Samuel" por Mario Morlibo.

En Samuel", nos sumergimos en un viaje donde la casualidad se convierte en un encuentro cargado de emociones profundas. A través de la pluma de Mario Morilbo, somos testigos del encuentro entre un conductor y Samuel. Con una narrativa hábil, Mario nos invita a reflexionar sobre el valor del tiempo, el poder de la empatía y la capacidad de encontrar belleza incluso en los momentos más difíciles.

SAMUEL

Doblé la esquina casi sin esperanzas. La avenida estaba repleta de otros como yo y entonces elegí cambiar la suerte. Allí la vi, alta, gruesa, rubia… ¡muy gringa! Tenía a su lado un bolso y algunas bolsas. Me hizo señas y me detuve. Fue ahí cuando pude verlo… muy delgado, pálido y con un rostro que mostraba cansancio y una tristeza increíble. Acomodé los petates en el baúl, se acomodaron y pregunté: “¿Hasta dónde?”. “A la terminal, por favor”, me respondió suavemente. Las primeras cuadras fueron en silencio, mientras yo observaba de soslayo cómo él miraba todo con avidez, curiosidad y como queriendo atesorar cada cosa. De pronto ella me dice: “Nos vamos a casa después de mucho tiempo. Él vino por un tratamiento, pero no dio resultado positivo”.

Algo me apretó el pecho, se me agitó el corazón, esas palabras me aturdieron… y le pregunté: “¿Qué tiene?”. Con un dejo de amargura, pero firme, me dijo… “Un tumor en la cabeza. Lo mandan a casa a vivir el poco tiempo que le queda”. La cara de mis hijos me atravesaron el parabrisas, una nube quiso cegarme, pero aguanté. Lo miré a él y le pregunté: “¿Cómo te llamas, campeón?” “Samuel, señor”, fue su respuesta y agachó la cabeza. El resto del viaje fue en silencio; terminado, me despedí dándole un abrazo. Subí al auto y aquella lluvia que sujeté, brotó copiosa de mis ojos.

Mario Morlibo

 

Mario, es un estudiante de la Diplomatura de Periodismo y Comunicación Integral, nos presenta un relato conmovedor que toca las fibras más sensibles del corazón humano. 

COMPARTIR:

Comentarios